Archivo del sitio

Creative Commons: las condiciones las pones tú


Cuando alguien crea algo espera que a la gente le guste. Siempre es agradable que otros se hagan eco de tu obra, seguramente significará que es bastante buena o que interesa, aunque no descartes que la citen por penosa.

El problema viene cuando gusta tanto, que algunos se dedican a copiar las creaciones de otros, haciéndolas suyas. Éste fenómeno se ha visto aumentado considerablemente con la aparición de Internet. Con la llegada de este revolucionario medio, el acceso a las obras (artículos, fotos, vídeos, etc…) de los llamados internautas se ha simplificado en gran medida, por tanto la copia de estas obras también.

 

Para proteger a los que exhibimos nuestra humilde obra en la red surgieron las licencias Creative Commons. Estas licencias, promovidas por una empresa con el mismo nombre, tienen como objetivo proteger a los autores, para que sus obras sean difundidas pero con algunas condiciones fundamentales, que el propio autor determinará.

Además de la página web oficial de las Creative Commons, existen multitud de páginas donde explican con profundidad los entresijos y las claves del uso de las mismas. También en el siguiente video se explica la esencia de estas licencias de una forma muy gráfica:

 

Anuncios