Archivo del sitio

E-papel, el futuro de los soportes de información


[Foto de oskay]

Hoy en día no se nos hace extraño ver a gente con su portátil o su teléfono móvil consultando su correo electrónico o leyendo algún diario sin necesidad de haber pagado religiosamente el euro que te cuesta el periódico de toda la vida. Pero para llegar a este punto en el que todo esto nos parece tan normal, es necesario tener en cuenta que hasta llegar a lo que hoy conocemos como Periodismo Digital hemos tenido que pasar por una serie de fases. Estas son la informatización de las rutinas productivas,  la informatización de los soportes o el antecedente más cercano, el periodismo electrónico.

Todos estos procesos tienen su importancia pero me gustaría destacar la informatización de los soportes. Esto ha provocado el paso del papel  a la pantalla del ordenador primero, después a la de nuestros terminales móviles o pda’s y lo próximo que aún está por llegar… a  las tiendas de nuestro barrio,  porque el papel electrónico ya está más que inventado.

El audiotex, el videotex o el periódico por fax ya quedan un poco lejos, el teletexto que es algo más reciente pero en desuso, o el periódico en cd-rom son algunos de los soportes que (hemos) han utilizado para  el consumo de información. El presente es Internet y el futuro… ¿el e-papel?. Parece que sí, porque este soporte tan fino y flexible como un folio ya se está fabricando y parece que a finales de este año ya se venderá con normalidad. Su funcionamiento (infografía) es muy sencillo; a él podremos volcar contenidos como libros o periódicos a través de un puerto USB o de una conexión a Internert inalámbrica.

Esto nos lleva a preguntarnos cómo será el periódico del futuro… Pues de momento igual que el de ahora. Que un diario se pueda leer en un soporte distinto no quiere decir que vayan a cambiar mucho las cosas.  Sucederá lo mismo que ocurrió con la aparición de los diarios en internet (dipity),  pero el e-papel no superará al diario tradicional hasta que no se puedan ver videos o colores en él. Es más, me atrevo a decir que el diario de papel no va a desaparecer o que tardará muchísimo tiempo en hacerlo. Eso de ir a comprarte  el periódico al kiosko, o tirarlo a la basura después de una rápida leída del gratuito, o eso de llevártelo a la playa y tumbarte a la bartola para leértelo y que se te vuele…Eso es lo mejor que hay.